de cosas de los hombres

  Ante esta última intervención, se escuchó un suspiro general en la fonda, seguido de una avalancha de comentarios. Mientras tanto, el cantinero Simón rellenó su trago de aguardiente sin detenerse a preguntarle antes. Observaron cómo lo bebió de un solo trago, antes de continuar.     —De cosas de los hombres he visto más […]

as

de los climas

    —He recorrido algunos lugares con climas muy calientes, de tipo tropical, donde abundaban los insectos —siguió narrando mientras volteaba hacia las mesas dirigiéndose a todos—. He visto una buena suerte de arañas, algunas de colores y otras pardas. Inofensivas y peligrosamente venenosas, muy pequeñas y muy grandes, y de todas las tallas intermedias. […]

as

Las oportunidades de la vida

          —Mi mamá me decía que el mundo era una serie de oportunidades y que había que perseguirlas, ¿sabe? Así fue como al perseguir una oportunidad de viajar, pasaron los días, convirtiéndose en años… y los años en décadas. Décadas de viajes que se sucedían de país en país, de continente […]

as

de cómo moverse

—Creo haber recorrido la mayor parte del planeta. En aviones grandes y modernos, o viejos y muy usados. En avionetas que despegan desde pistas asfaltadas y en algunas que aterrizan en tramos de tierra apenas aplanados. En barcos trasatlánticos y buques de guerra convertidos a otros usos en sus últimos tiempos antes de que los […]

as

De buses y transportes

    En autobuses de dos pisos y de pisos carcomidos. En motocicletas y en moto taxis, lanchas taxi y lanchas de remos y en alguna que otra ocasión, en bici taxis también, impulsadas por conductores con pieles de diversos colores que hablaban en lenguas tan increíblemente diferentes entre sí.         Las historias    […]

as

En tierra de tinticos

  Fue temprano por la mañana cuando Jean Marie, salió de la ciudad antioqueña de Medellín. Una de esas benditas mañanas, bañadas en la suave luz de un sol antioqueño, incipiente y aún joven. El sol comenzaba su ascenso a los cielos para encontrarse con su destino. Se trataba, ni más, pero tampoco menos, de […]

as

Amar sin olvidar

En la ne Si tuviera que apostar entre La Muerte y El Tiempo, yo le apostaría todo mi dinero al segundo de ellos. Esto lo afirmo sin lugar a dudas. Jamás me he encontrado con algún muertico. No los he visto, pero sí me los imagino, a esos pobres difuntos rondando por ahí como ánimas […]

as

De lo que pudo ser

ella leía y el escribía Se conocieron en un bar. Se trataba de una fonda dónde aún se escuchan aquellas antiguas milongas porteñas, una fonda entre de tantas de ellas, de esos lugares que aún se encuentran diseminadas por las tranquilas calles de Envigado, ese hermoso remanso de tranquilidad, enclavado al sur de un valle entre […]

as