Comiendo helados en el café

La nieta de fin de semana del libro Buscando tesoros      En San Gil, a un par de cuadras de la plaza de mercado, se encontraba el Río Fonce. Lo atravesaba un puente de acero pintado en color amarillo, donde la carretera a Piedecuesta y Bucaramanga, la capital del departamento, cruzaba el río y […]

as

Al regresar del mercado

La nieta de fin de semana del libro Buscando tesoros      Era ésta, la que contenía el portón de acceso a la casa; resguardado como en la mayoría de las casas, por los amplios aleros sobresalientes, pintados del mismo color de las fachadas. Ellos ofrecían una generosa sombra por las mañanas y durante los […]

as

Una casa con fachada azul

La nieta de fin de semana del libro Buscando tesoros      Caminando desde la plaza, se advertían las calles con sus antiguos edificios, y como éstas, ascendían gradualmente hasta llegar al comienzo de la calle de Inés. Ahí se iniciaba la subida a su casa, retadora y bruscamente inclinada, un desafío tanto al peatón, […]

as

Una calle empinada

La nieta de fin de semana del libro Buscando tesoros      La casa de su abuela, se encontraba situada tan solo a un par de cuadras del parque central de San Gil. Pequeño, pero acogedor, el fresco parque con sus fondas y cafés de mesas sobre las amplias aceras, se constituía en un centro […]

as

Una abuela llamada Inés

La nieta de fin de semana del libro Buscando tesoros      San Gil se encuentra a un poco más de sesenta kilómetros al sur de Bucaramanga, a vuelo de pájaro o en línea recta. El bus a Bogotá hacía ese recorrido de asombrosos paisajes santanderianos, en algo más de dos horas de pronunciadas y […]

as

La pequeña Dora

La nieta de fin de semana del libro Buscando tesoros Le tocó a Dora ser la primera en aventurarse por esos senderos de las nuevas experiencias prohibidas. Desde niña ella era la más audaz y la progenitora de las ideas entre las tres amigas inseparables. Dora tomaba su papel como la autora intelectual de las […]

as

De las fronteras

—En este momento vengo de la frontera —comenzó pensativo—, que seguramente mucha gente opinará que se encuentra muy lejos, pero igual en esta ocasión más bien me ha parecido, que se encuentra muy cerca. —Les diré que en mis viajes he cruzado muchas fronteras y todas ellas han resultado diferentes entre sí. Algunas las llegué […]

as

Atardecer de desierto Carretera a Ica, Ica, Perú

Atardeceres

—Mi mamá me decía que el mundo era una serie de oportunidades, y que había que perseguirlas, ¿sabe? De El tesoro, del libro, Buscando tesoros, por edudelcorral —De los paisajes, los he visto todos. Los atardeceres, cuando el sol se entrega a la noche y los alrededores se bañan de luces de colores. Desde las montañas […]

as

Una semilla en tierras fértiles

Y cuando encontró…  que de la pequeña semilla, de manera misteriosa y posiblemente hasta un tanto mágica, creció la matica robusta; entonces, se maravilló del milagro y suspiró satisfecho, sintiéndose pleno y realizado en su vivir La menor, la niña Mariana, fue singularmente receptiva y cuando finalmente construyeron un trapecio, aprovechándose de un árbol de la finca, el […]

as

El sembrador de habilidades

En este mundo, no nos llevamos nada, pero si podemos, dejar una atrás, un parte de nosotros   Jamás sospechó que a su regreso volvería como campesino, para sembrar sus sorprendentes habilidades en las fértiles tierras del Parque de los Nevados. Y más concretamente, en las dos niñas que vivían a la par de su […]

as