En la frontera Villazón, Potosí, Bolivia

La letra pequeña del tarjetón

Cuando leí las cláusulas inscritas en finas letras ilegibles, era demasiado tarde, el beso del ángel había borrado mi memoria, antes de poder objetar


Entre nubes Carretera a Tarabuco, Sucre, Bolivia
Entre nubes           Carretera a Tarabuco, Sucre, Bolivia

Sigo adelante con la susodicha ficha de color azul rey. Esta tarjeta contendría una cantidad de instrucciones adicionales y de mayor detalle. Por ejemplo, quedaría estipulado mi género como masculino y una máxima altura permitida hasta de 1,75 metros, la cual, jamás alcanzaría a desarrollar totalmente (por motivos totalmente desconocidos). Quedó especificado una talla de zapatos 28 al alcanzar mi máximo desarrollo. Este punto me parece interesante ya que, según mi estatura, los pies me quedaban grandes. Pero, ¿a quién se le reclama en estos casos?

Acueducto Carretera a Villazón, Potosí, Boliva
Acueducto           Carretera a Villazón, Potosí, Bolivia

En cuanto al tema del cabello, el mío venía descrito como liso y resistente a la caída, a diferencia de mi hermano menor Jorge Eduardo, a él, en ese delicado tema, sí le fue mal. La calva reluciente del pobre Jorge Eduardo brillaba con el sol desde poco después de cumplir veinte años. Regresando a la tarjeta: el cabello color castaño, delgado y quebradizo y en poca abundancia; o sea, la regla de «unas por otras».

Por supuesto, los detalles de mi personalidad también venían cuidadosamente descritos. Por alguna razón misteriosa, se me asignó la categoría de medianamente inteligente y curiosamente dotado de una terquedad extrema. En las reglas del juego descritas en el tarjetón, quedaron establecidas cero dotes para las artes plásticas e incluso para toda la gama completa del rubro de las manualidades, es decir, me tocó ser distintivamente torpe. Finalmente, y como consecuencia de lo anteriormente estipulado, la clase de dibujo la acredité gracias a la generosidad de la profesora: la señorita Teresa, reconocida por todos como la maestra más espléndida en actitud (y en busto también). Ella fue un amor efímero en mi niñez.

Campiña boliviana Tupiza, Potosí. Bolivia
Campiña boliviana           Tupiza, Potosí. Bolivia

Respecto a esto, también se incluiría una gran afinidad y fuerte atracción por el género femenino, particularmente del tipo esbelto y con una anatomía ligeramente exuberante. Quizás para cumplir con estas indicaciones del susodicho fichero, fue necesario el paso de la señorita Teresa por mis años mozos, una experiencia fugaz en tiempo, pero determinante en su alcance.

En la frontera Villazón, Potosí, Bolivia
En la frontera           Villazón, Potosí, Bolivia

 

Los cuentos            En Inglés            Comprar           Facebook

………..

©  Todas las fotos por edudelcorral

Deja un comentario