La entrada Stratford-upon-Avon

Pasión por la vida

Y al ver en retrospectiva, sentía que su paso por la vida no había sido en vano


Puente sobre del río Stratford-upon-Avon. U
Puente sobre del río
Stratford-upon-Avon. UK

Alicia se quedó pensativa por un momento, contemplando una respuesta y después contestó en voz baja con una sonrisa maliciosa en la cara:

«Lo ignoro, me imagino que tal vez se cansó de limpiarlas y las vendió todas…».

Sonriendo tristemente, el caballero le contestó:

«Trescientas cuarenta y tres monedas, ni una más, ni una menos. Jamás vendió, compró o cambió alguna de ellas. Le diré que lo irónico de toda esta cuestión, a mi abuelo que tanto le atraía la riqueza, se la pasaba haciendo relucir una fortuna. La que menos valía, representaba un buen ingreso. Ahora, dígame ¿qué tipo de coleccionista se comportaría de esa manera?»

Caminando las calles Stratford-upon-Avon, UK
Caminando las calles
Stratford-upon-Avon, UK

«Cuando comencé a ir a la escuela en Stratford, tenía una colección de canicas de vidrio. Amaba a esas pequeñas maravillas de cristal, a cada una de ellas. Y me encontraría dispuesto a cambiar las más comunes, las repetidas, por aquella canica extraordinaria, por aquella canica tan hermosa que simplemente la tenía que adquirir, ¡costara lo que costara!»

«Un verdadero coleccionista tiene esta sed de observar cómo crece su colección, de convertirla en la mejor compilación que sus facultades y su capacidad le permitan alcanzar. Porque al final, se encuentra perdidamente orgulloso de su tesoro y ansía verlo florecer en todo su potencial, así como, de exhibirlo al resto del mundo para que pueda ser admirado por todos. Este intrínseco deseo lo lleva en su sangre».

Vista del río Stratford-upon-Avon, UK
Vista del río
Stratford-upon-Avon, UK

«La posesión, mi querida Alicia, sin ese entusiasmo… sin esa intensa pasión no es más que una custodia vacía y efímera, es convertirse en el guardián de un conjunto de objetos inertes y sin vida. Eso, querida, es tan carente de valor como su misma colección. ¡Qué tremendo desperdicio…!».

«Eso sí, la buena noticia en todo esto es que cuando mi padre las heredó a su muerte, viera como brillaban de limpias, cada una de ellas relucía como un pequeño sol».

La entrada Stratford-upon-Avon
La Casa del Norte
Stratford-upon-Avon

 

Los cuentos           En Inglés            Comprar          Facebook

………..

©  Todas las fotos por edudelcorral

Deja un comentario