La trascendencia de un momento

Y, al paso de muchos años, se preguntaría… ¿cuándo dejó de cargar su “Ojo de Tigre” en el bolsillo derecho de su pantalón? Era su canica consentida, la de la buena suerte.


Al cabo de caminar un pequeño trecho, se dispuso a observar cuidadosamente el cielo. La luna se escondía detrás del Nevado del Ruiz y las estrellas resplandecían contra un fondo negro, despejado de nubes.

Detalles           Guanajuato, Guanajuato, México

Absorto en el mágico momento, jamás comprendió la trascendencia del mismo, pues se estaba alejando de su casa para nunca volver. Atrás quedarían sus sueños y esa etapa bucólica tan plena de su vida como niño en el campo.

El canasto San Miguel de Allende, Guanajuato, México
El canasto           San Miguel de Allende, Guanajuato, México

El chico conocía muy bien el cielo nocturno y sus movimientos. Con su Apito, ¿cuántas veces no lo habían observado juntos? Su padre le mostraba las estrellas principales y le enseñaba como encontrarlas y claro está, reconocerlas dependiendo de la temporada. Cada una de esas estrellas tenía su nombre y se los fue compartiendo a su hijo con gusto, pues le motivaba el interés mostrado por Magnífico en el tema.

En la plaza Guanajuato, Guanajuato, México
En la plaza           Guanajuato, Guanajuato, México

 

Los cuentos            En Inglés            Comprar           Facebook

Deja un comentario