La chocolatina de la señorita Rosario

¿Por qué se encuentran tristes los ángeles, mamá? Porque se mueren los buenos, y los malos siguen rondando



La señorita Rosario había ejercido el magisterio toda una vida, desempeñando su cargo como maestra de ciencias sociales, por más de treinta años del total de sus sesenta y ocho años de su edad. Beata, en cuanto a una devoción profunda e intensa.

La señorita Rosario, al igual que sus alumnas era hija de un policía, el Capitán, Octavio Restrepo, muerto de bala en los tiempos de la Violencia, cuando apenas era una niña y se preparaba para la Primera Comunión. 

A partir de ese momento, se tornó introspectiva y se refugió en los estudios, destacándose siempre entre los primeros lugares de su generación. Graduada con honores, volteó su afecto hacia los cientos de hijas que la vida le prestó, quienes desfilaron a través de los años de su larga vida, en el aula donde dictaba el curso de ciencias sociales.

Célibe, a pesar de que de joven, un romance fallido la llevó a un punto de dejar de serlo, y todavía en ciertas ocasiones de insomnio, medio dormida se preguntaba por las noches ¿qué hubiera pasado si…?

 


Los cuentos            En Inglés            Comprar           Facebook

Deja un comentario