Hablando de vinos y bodas

Capítulo 2… Las bodas de las hermanas García


Mural conmemorativo Centro Histórico de León León, Nicaragua
Mural conmemorativo
Centro Histórico de ciudad de León, León, Nicaragua

La hermosa iglesia colonial del siglo xvii, la engalanaron con cientos de orquídeas que mandaron traer de los bosques lluviosos de Montenegro en Costa Rica. Eran tantas, que se dice que el aroma llegaba hasta la cercana ciudad de Chinandega y que sus habitantes salieron a las calles y deleitándose con el sol, se regocijaban con su delicada fragancia, sintiéndose jóvenes de nuevo y reviviendo la primavera de sus vidas. Los padrinos fueron el hermano mayor de los Díaz Álvarez, el muy conocido y sobre todo respetado don Jairo Díaz y  la agraciada doña Joanna García, hermana mayor de las García y Hernández, quienes varios años antes se habían casado en Chinandega, cuando la iglesia aún estaba buena.

La ceremonia la celebró el señor Obispo de la Arquidiócesis Metropolitana de Managua, de quien se dice que posiblemente fuera un pariente lejano de la familia. Tal vez y pudieran ser habladurías, pero sin duda alguna, el señor Obispo era conocido como amigo íntimo y muy cercano de la familia Díaz Álvarez. Asistido por el padre de Chinandega y el señor cura la basílica de El Viejo; ofició conjuntamente con el señor Obispo de la Diócesis de León. De este segundo Obispo se le recuerda por jamás haber perdido la oportunidad de asistir a los famosos almuerzos en la casa de la familia García Hernández. Siempre de muy buen ánimo,  participaba invariablemente en la prueba de cada uno de los vinos, eventualmente anunciando su seleccionar del vino sugerido del día.


English version            Capítulos de En tierra de volcanes           Comprar el libro

Deja un comentario