Cholita boliviana Restaurante Pachamanka, Humahuaca, Argentina

El arte de vivir

La vida es disfrutar lo que se tiene a la mano


Carnavaleando ciudad de Puno, Puno, Perú
La lancha
ciudad de Puno, Puno, Perú

Por un largo rato, el padre de Felicia se rio de buena gana y al final contestó:

«Tiene toda la razón, como siempre, mi amor. No sé ni por qué me apuro. A los tiempos malos siempre les siguen… los tiempos buenos. No hay mal que dure cien años, ni nosotros tendríamos la paciencia para esperar tanto tiempo, ¿cierto? ¿Cómo le parece que mientras tanto, esta bolsita la voy a esconder como mi amuleto de la buena suerte, debajo de mi almohada?».

El gallo ciudad de Puno, Puno, Perú
El gallo
ciudad de Puno, Puno, Perú

Se paró y la llenó con moneditas de un cuarto de centavo oro y sonriendo ampliamente, se la mostró a su esposa diciendo:

«Señora, mientras duerma con mi fortuna en cuartos de centavito bajo la almohada, que me preocupan las riquezas de millones de pesos, ¿cierto que sí?». Culminó abrazándola y diciendo en voz baja: «En realidad, mi verdadera fortuna no cabe debajo de la almohada, pero si en mis brazos. A sumercé le debo las gracias por preocuparse, animarme y sacarme de pensar en bobadas, cuando tenemos tanto que disfrutar entre nosotros».

La cruz ciudad de Puno, Puno, Perú
La cruz
ciudad de Puno, Puno, Perú

En esa noche se acostaron muy felices. El padre de Felicia disipó sus negros pensamientos y para la feliz sorpresa y verdadera gran fortuna de ambos, nueve meses después… nació Felicia.

Cholita boliviana Restaurante Pachamanka, Humahuaca, Argentina
Cholita boliviana
Restaurante Pachamanka, Humahuaca, Argentina

 

Los cuentos           En Inglés            Comprar          Facebook

………..

©  Todas las fotos por edudelcorral

 

Deja un comentario