La cañada Uquía, Jujuy, Argentina

Los primeros poemas de una niña soñadora

Tan antiguo como la humanidad, fueron sus primeros sueños y el deseo de compartirlos


Caminos de la Quebrada Peña Blanca, Jujuy, Argentina
Caminos de la Quebrada
Peña Blanca, Jujuy, Argentina

«Abreviando un poco y entrando en materia, la Señorita Teresita fue quién despertó el amor de la lectura en todas nosotras. De ese grupito de niñitas culicagadas, no hay una que no haya resultado una ávida lectora y a la fecha seguimos todas leyendo hasta las paredes. Organizaba mesas de discusión donde comentábamos las lecturas y dirás que es mentira, pero vieras, mi amor, esas tertulias eran muy amenas y divertidas.

Vista a la Quebrada Tres Cruces, Jujuy Argentina
Vista a la Quebrada
Tres Cruces, Jujuy Argentina

«Teresita me enseñó a amar la poesía. A diferencia de mis múltiples instructores de piano, ella me condujo un determinante paso más adelante. Gracias a ella, comencé a escribir. ¿Cómo explicarte pues, el encanto de comenzar a explorar el enorme y gran mundo de nuestro yo escondido?».

Puente sobre el Río Grande Humahuaca, Jujuy, Argentina
Puente sobre el Río Grande
Humahuaca, Jujuy, Argentina

«¿Te imaginas, Felipe? Apenas cumplías los ocho años y me encontraba escribiendo mis propios versos. Las dos nos encontrábamos sumamente entusiasmadas. Teresita pensaba que yo mostraba mucho potencial y e hizo lo humanamente posible por estimular mi sensibilidad creativa. Por mi parte, ¡me encontraba feliz! Aquello fue como probar un manjar tan dulce, que provocaba repetirlo una y otra vez más, siempre encontrándole nuevos sabores escondidos y repletos de exquisitas posibilidades».

La cañada Uquía, Jujuy, Argentina
La cañada           Uquía, Jujuy, Argentina

 

Los cuentos           En Inglés            Comprar           Facebook

………..

©  Todas las fotos por edudelcorral

Deja un comentario