Plaza de Armas Huaraz, Ancash, Perú

Las lecturas de un bebé

Cómodamente instalada en el bienaventurado vientre materno… aprendió el amor a los libros


Vista desde Huaraz Huaraz, Ancash, Perú
Vista desde Huaraz           Huaraz, Ancash, Perú

«Vea señora, si me permite, le voy a dar un pequeño ejemplo. Hace más de un año le regalé un libro a Camila. Es uno de los libros que tengo en mi pequeña biblioteca, la que he ido armando con mucho esfuerzo para los niños de la escuela. La niña tenía pocos meses de asistir a la escuela y había aprendido tan rápido a leer y a escribir, que me sorprendió mucho. Consecuentemente, me pareció importante motivarla».

 

Día de mercado Yungay, Ancash, Perú
Día de mercado            Yungay, Ancash, Perú

«Así que el libro que escogí para obsequiarle fue el de Las Aventuras de Sherlock Holmes, el famoso detective inglés. Ella ya lo había leído poco antes y me había acribillado de preguntas, las cuales, resultaron ser además de interesantes, brillantes en sí. Tal vez conoce el libro. Se publicó a finales del siglo pasado. Ahora en día, se le considera un clásico de la literatura británica».

«Claro que sí profesor, la he visto con ese libro desde hace bastante tiempo», contestó la mamá, riendo. «Parece ser su mejor amigo, profesor. Vea… que lo trae de arriba para abajo. Es más, a mí a veces me contesta; evidentemente mi querida Watson».

Malecón Río Quillcay Huaraz, Ancash, Perú
Malecón Río Quillcay           Huaraz, Ancash, Perú

«Ahora, yo le voy a comentar algo», comentó la madre de Camila. «Cuando estaba embarazada con Camila, se complicó mucho mi salud durante los últimos meses del embarazo. Yo era un poco mayorcita para seguir intentando, pero que quiere Profesor, la esperanza nunca muere. A consecuencia, el médico me recomendó mucho reposo. ¡Vea que ese Doctorcito se parecía a mi padre, que en paz descanse, de lo estricto que se portaba conmigo!».

«Y como igual, a mí también, desde siempre, me ha gustado leer, entre los libros que leí en esa temporada de quietud, se encuentra ese libro. Como le parece que yo se leía en voz alta a la bebé, pues llámelo intuición; pero, yo me encontraba convencida que sería una niña. Vea que parlanchina ando esta mañana. Dígame, que pena lo interrumpí y algo me quería comentar…».

Plaza de Armas Huaraz, Ancash, Perú
Plaza de Armas          Huaraz, Ancash, Perú

 

Los cuentos            En Inglés            Comprar           Facebook

………..

©  Todas las fotos por edudelcorral

Deja un comentario