Un pequeño adulto Parque de la Merced, Ibarra, Imbabura, Ecuador

Los desasosiegos de una madre

Dudas había pasado por vida y muchas de ellas, pero jamás hubo alguna que la llegase a aniquilar. Finalmente, a esas negras noches inevitablemente terminaban en un nuevo amanecer con su propia luz…


Madre e hijo Parque de la Merced, Ibarra, Imbabura, Ecuador
Madre e hijo           Parque de la Merced, Ibarra, Imbabura, Ecuador

La Amita se veía agotada. Como si hubiese peleado contra una tormenta que violenta y sorpresivamente la había asaltado, volcando su mundo habitualmente tan tranquilo y apacible. No alcanzaba a comprender lo sucedido durante esa mañana. El día había comenzado tan bien…

Cargando al hijo Parque de la Merced Ibarra, Imbabura, Ecuador
El hijo al hombro           Parque de la Merced Ibarra, Imbabura, Ecuador

¿Cómo era posible que su niño quería montar su propia casa? Ahoritica mismo, resulta que se nos va a dormir bajo otro techo.  Y, ¿cómo así, que ese niño se nos convirtió en hombrecito y tan de pronto, pues? ¡No señor! Además, ¡para irse a vivir con la Camila, por Dios! Si solo son un par de culicagaos y les falta tanto… Muy querida la china, eso sí, pero cómo que ayudándole a montar la casa en árbol. Hasta por un momentico, ya me había convencido.

Una nueva vida Parque de la Merced, Ibarra, Imbabura, Ecuador
Una nueva vida           Parque de la Merced, Ibarra, Imbabura, Ecuador

Finalmente, ella rompió bruscamente el silencio.

«Y a su mercé, ¿qué le pareció todo esto?», preguntó a su esposo con una genuina cara de preocupación.

Un pequeño adulto Parque de la Merced, Ibarra, Imbabura, Ecuador
Un pequeño adulto           Parque de la Merced, Ibarra, Imbabura, Ecuador

 

Los cuentos            En Inglés            Comprar           Facebook

©  Todas las fotos por edudelcorral

Deja un comentario