En la vereda Pueblo Bonito, Caldas, Colombia

Tres para el campeón

Nada como la infancia, cuando aún sin alas, es posible volar


Vista hacia Manizales Pueblo Bonito, Caldas, Colombia
Vista hacia la ciudad de Manizales           Pueblo Bonito, Caldas, Colombia

     «¡Listo! Una para la zorra, dos para el conejillo y tres al ganador…», gritó Danilo, arrancando a toda velocidad, desde el primer conteo. Pero en esta ocasión, Magnífico se encontraba en su terruño, claro que sí.

La Virgen del Camino Pueblo Bonito, Caldas, Colombia
La Virgen del Camino           Pueblo Bonito, Caldas, Colombia

     Él conocía perfectamente el camino,  tenía perfectamente medida la pequeña subida en la curva y la recta, después del pino y donde la Virgencita lo esperaba para verlo pasar tan sorprendentemente veloz, hasta desenlazar frente a la finca.

Tierras cafetaleras Pueblo Bonito, Caldas, Colombia
Tierras cafetaleras           Pueblo Bonito, Caldas, Colombia

     Lo más importante de todo, en esta ocasión, él no tenía zapatos que lo tropezaran como sucedió en las vueltas al parque. Tanto Magnífico, como la mayoría de los chiquillos de campo, raras veces usaban zapatos. Ante la fiesta, se había vestido con sus mejores ropitas, cuidadosamente remendadas por sus madres y además, calzaban los inacostumbrados zapatos.

En la vereda Pueblo Bonito, Caldas, Colombia
En la vereda           Pueblo Bonito, Caldas, Colombia

 

Los cuentos            En Inglés            Comprar           Facebook

©  Todas las fotos por edudelcorral

Deja un comentario