En las mañanas El Pinchote, Santander, Colombia

Voces del pasado

Ninguno de sus recuerdos más atesorados superó la memoria de su primer amor.


La fuente El Pinchote, Santander, Colombia
La fuente          El Pinchote, Santander, Colombia

     Se encontraba de nuevo en el mismo parque donde había grabado una promesa de amor a Camilita. El recuerdo de Camilita desenterró sentimientos guardados bajo el peso de los muchos años de andar los caminos.

Los vagos El Pinchote, Santander, Colombia
Los vagos           El Pinchote, Santander, Colombia

     Las voces y los gritos fueron cobrando dueños, pertenecían a otra etapa de su vida, sucedida muy atrás en el largo transcurso de su existencia.  

Camino a la escuela El Pinchote, Santander, Colombia

Camino a la escuela           El Pinchote, Santander, Colombia


     Correspondían a sus compañeritos de aquella escuelita de la vereda. Allá donde estudió el primer y segundo grado, cuando no era más que un pequeño culicagado Durante las mañanas se encontraban en el camino a la escuela y finalmente llegaban todos juntos en tropa.

En las mañanas El Pinchote, Santander, Colombia
En las mañanas           El Pinchote, Santander, Colombia

Con nostalgia recordó sus camisas de azul claro de cuadritos y el pantalón obscuro del uniforme escolar del primario. Y Camila, tan hermosa, vestida de azul, también de cuadros, su blusita blanca y su cabello amarrado con una cinta blanca, sin duda, lo más hermoso de todas las mañanas.


 

Los cuentos            En Inglés            Comprar           Facebook

 

Deja un comentario