Los aguardientes del sábado

Y por lo alto buscaban su camino, los hermosos cometas de colores variados y brillantes, ellos ascendían a lo más alto del cielo… cargados con sus tiernos sueños


Crepúsculo en la plaza Villa de Leyva, Boyacá, Colombia
Crepúsculo en la plaza           Villa de Leyva, Boyacá, Colombia

Así pasaban los fines de semana, la joven y pequeña familia campesina, humilde pero vasta en la felicidad que le brindaban esos almuerzos de los sábados; en donde, no faltaban los patacones, las morcillas y los chorizos. y claro, las yucas recién recogidas del huerto familiar y preparados con anterioridad en casa.

El árbol y el cielo Villa de Leyva, Boyacá, Colombia
El árbol y su cielo          Villa de Leyva, Boyacá, Colombia

Descansaban y cogían fuerzas para temprano al día siguiente visitar los mercados de Santa Isabel o de Murillo, cargados de quesos y dulces de leche para vender a los comerciantes, quienes los esperaban con ansias para comprarles todo lo que llevaban.

La banca Villa de Leyva, Boyacá, Colombia
La banca          Villa de Leyva, Boyacá, Colombia

Invariablemente después del almuerzo, los Apitos sacaban la tradicional botella de aguardiente. Mientras el niño se divertía en las ramas del pino, ellos pasaban bueno, tranquilamente conversando o simplemente disfrutaban de la paz del lugar, degustando uno a uno sus tragos del guaro con sabor a anís y sin mayor preocupación en el mundo.


El cometa Villa de Leyva, Boyacá, Colombia
El cometa           Villa de Leyva, Boyacá, Colombia

 

Los cuentos            En Inglés            Comprar           Facebook

Deja un comentario