Hablando con la manada

Fue sorprendente que cuando nació, hablaba a través de sus ojos


El callejón Calles de Xalapa, Veracruz, México
El callejón           Calles de Xalapa, Veracruz, México

Pudiera ser que esta pasión por los caballos se la heredó a Carito o que ella, la traía como un don natural desde nacimiento.

Palmas para el domingo catedral de Xalapa, Veracruz, México
Palmas para el domingo           Catedral de Xalapa, Veracruz, México

Mientras en la escuela le enseñaban las reglas gramaticales para hablar correctamente con sus congéneres, ella en la finca fue aprendiendo a hablar con los caballos. Estos fueron los conocimientos para abrirse camino en la vida más adelante.

Escaleras de la calle Centro de Xalapa, Veracruz, México
Escaleras de la calle           Centro de Xalapa, Veracruz, México

Definitivamente, el don de Carito era una cuestión sorprendente. Antes de cumplir los ocho años, sostenía una comunicación plena con los caballos de la finca. No se quedó en ese punto, en cuanto a su interacción con ellos, aprendió cómo manejarse dentro de sus esquemas sociales tan complejos, integrándose como parte de la manada.


 

 

Los cuentos            En Inglés            Comprar           Facebook

Deja un comentario