Los niños-viejos y los abuelos paternos

Y el mejor regalo que recibí en esta vida fue mi niñez


Domingo en el pueblo Barichara, Santander, Colombia
Domingo en el pueblo           Barichara, Santander, Colombia

 

A su escasa edad y por su poca experiencia, era por demás pedirle a la niña comprender que sus abuelos, no conocieron en su momento la infancia.

El paso del tiempo Barichara, Santander, Colombia
El paso del tiempo           Barichara, Santander, Colombia

 

A diferencia de Dora y sus amigas, ellos habían nacido moldeados como adultos y crecieron como mayores o pequeños adultos desde niños. Podría considerarse que ellos crecieron como niños-viejos.

Serios y maduros desde niños, les costaba mucho trabajo convivir con la niñez genuina, en gran medida porque no la entendían.

El paso del tiempo Barichara, San Gil, Colombia
Caminando las calles            Barichara, San Gil, Colombia

Ese mundo mágico de la infancia consistía en un enigma inexplicable y ciertamente ilógico, un mundo tristemente desconocido para don Abundio y doña Katalina. Cuando ese momento de vida lo tuvieron a su alcance, lo permitieron correr y lo permitieron pasar desapercibido, buscando la seguridad de sus vidas dentro del mundo de los mayores y en la extrema rigidez de las convenciones sociales pre-establecidas.


 

 

Los cuentos            En Inglés            Comprar           Facebook

Deja un comentario