El abuelo Diego y sus lecturas

Caminaba por la vida con el cuerpo agachado, la mente en alto y sus pensamientos, surcaban los aires


El libro de los cielos Rivas, Nicaragua
El libro de los cielos           Sapsurro, El Chocó, Colombia

 

«Diego siempre mostró una habilidad muy especial. ¿Qué le parece mi niña, si le dijera que su abuelo podía leer el cielo, así como nosotros leemos un libro?

Atardecer en el Pacífico Playa de la Libertad, La Libertad, El Salvador
Atardecer en el Pacífico           Playa de la Libertad, La Libertad, El Salvador

 

Diego no le gustaba leer libros, no Señora. Opinaba que él tenía su propio libro: El libro de su fortuna, escrito en los cielos. Su libro decía mi querido Diego, se reescribía todos los días y contenía todo lo que necesitaba saber para planear sus días y manejar la finca.

Amanecer caribeño Sapsurro, El Chocó, Colombia
Amanecer caribeño           Sapsurro, El Chocó, Colombia

 

Los libros escritos en papel, decía Diego, están muerticos, pues, ya no cambian con los tiempos.


 

Los cuentos            En Inglés            Comprar           Facebook

Deja un comentario